CON SENTIDO Y AROMA por LEIDA SUAREZ

Titulo del libro : CON SENTIDO Y AROMA
Fecha de lanzamiento : September 6, 2018
Autor : LEIDA SUAREZ
Número de páginas : 100
CON SENTIDO Y AROMA por LEIDA SUAREZ

CON SENTIDO Y AROMA de LEIDA SUAREZ está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

LEIDA SUAREZ con CON SENTIDO Y AROMA

Tanta seguridad por parte del taciturno viejo piute impresionó a Chane por sus opciones. ¡Qué próximamente veía recompensada su afabilidad y la custodia que dispensó a los indios!¡Jamás piute alguno había dejado impagada una deuda contraída! Toddy Nokin, eres un óptimo hombre ha dicho, Chane sacando la cartera, aquí tienes el importe de tus veintiséis jamelgos. Contó las billetes uno a la vez, y puso la suma en manos del indio. Sin volverla a contar, Nokin se la guardó en el bolsillo interior del chaquetón, como había visto llevar a cabo a los blancos. Aquí se ha acabada la hierba ha dicho agitando la mano en dirección al corral. Váyase en este momento.

No entraba precisamente en los proyectos de Chane el arrancar la día con la premura que el indio aparentaba querer sugerir, más un instante de reflexión le dio a conocer cuán primordial era continuar su consejo. Si volvía a dejar en independencia a, los potros, se dispersarían para ir al sitio de sus pasturajes comunes. Habíase precisado dos semanas para aballarlos. Chane vio la circunstancia desde el mismo criterio que Toddy. Los potros debían ponerse en sendero sobre la marcha para socorrer los ríos, majadeándolos por las noches o dejándolos trabados en esos parajes donde la hierba fuese utilizable. Su intención fue diferir su marcha de la pampa gracias a la desconfianza que McPherson le inspiraba, pero en este momento su emprendimiento era irrealizable. Si algún compromiso le amenazaba de parte de aquél, o de sus asociados, no era verosímil que fuese más grande entonces que dentro de una semana. Tomo la decisión de le-yantar el campo aquel mismo día y de esta forma se lo comunicó a Toddy Nokin, quien, al saberlo, expresó su intención de acompañarles con sus hijos a lo largo de los dos primeros días del viaje, hasta que los potros saliesen de su territorio.

Encargando a su prole que le siguiesen con los animales, Toddy fue con Chane, ladera arriba, hacia los altozanos y lomas que marcaban la zona de los cañones. Los hogans del indio hallábase enclavados un poco al sudoeste del valle de salvias en que los potros estuvieron de manera que, a su regreso, el sendero seguido por Chane se cruzara con el que Manerube tendría que continuar suponiendo que éste resolviese presentarse en el campamento de Toddy. La contingencia trajo a su memoria la promesa llevada a cabo a Sosie. Va a ir, aunque sólo fuese para despedirse de ella, regresando después, cuanto antes, a su campamento. McPherson, Horn y Slack ocupaban primordialmente sus pensamientos. La circunstancia distaba bastante de ser de su gusto, mas no se le ocurría opción viable.

Los más vendidos Libros